Paleisheuwel, la fábrica de sol

Hay mucha Italia en este rincón de Sudáfrica. En la árida zona al norte de Ciudad del Cabo que lleva al desierto de Namibia, surge una de las mayores plantas de energía solar del continente africano. El parque solar de Paleisheuwel, construido por Enel Green Power-TerniEnergia, cubre una superficie de 240 hectáreas y está formado por 611 000 paneles solares que pueden generar 153 gigavatios de energía eléctrica al año, abasteciendo a más de 48 000 núcleos familiares de la zona. Paleisheuwel y Tomburke (otra planta construida por Enel Green Power-TerniEnergia, situada al norte de Pretoria hacia la frontera con Botsuana) podrán satisfacer más del 40 % de la demanda energética del país. La República Sudafricana es rica en minerales pero escasa en hidrocarburos. Hasta poco tiempo atrás, la energía eléctrica se generaba casi exclusivamente en centrales de carbón o en la única central nuclear del país, pero la producción apenas alcanzaba para el consumo interno. Hoy, con el desarrollo de las energías alternativas, sobre todo la eólica y la fotovoltaica, las cosas están cambiando rápidamente. En la construcción de la planta participó una nutrida cuadrilla de camiones hormigoneras Dieci L3500 y L4700, suministrados a TerniEnergia por MATPRO, uno de los mayores alquiladores sudafricanos. Las hormigoneras se emplearon para realizar las plataformas de los paneles fotovoltaicos y de los pesados transformadores, necesarios para captar la energía producida y enviarla a la red de distribución. El suelo fuertemente accidentado, la escasez de agua (que se transporta en camiones cisterna) y la extensión de la planta (más de 240 hectáreas) han puesto de relieve las ventajas de las hormigoneras DIECI: todoterrenos con cuatro ruedas motrices y directrices que les permiten recorrer las largas y abruptas distancias, óptima capacidad de carga y producción gracias al tambor de 700 litros y un rendimiento en hormigón de hasta 3,5 m3. También destacaron la conducción reversible y la pala autocargable (utilísimas para producir en obra el cemento necesario, de forma automática y sin necesidad de asistencia) y la descarga trilateral que permite volcar el hormigón entre las rocas y el matorral del bush sin necesidad de hacer complicadas maniobras.

El futuro energético de Sudáfrica prevé al menos otras cinco plantas similares, también diseñadas por Enel Green Power-TerniEnergia, y todo hace pensar que las hormigoneras DIECI contribuirán a hacerlas realidad.