Diferentes técnicas de henificación, ¡un solo telescópico DIECI!

La henificación es el proceso mediante el cual se recolecta y seca el forraje. La gran demanda de heno por parte de las explotaciones ganaderas ha impulsado a las empresas a buscar soluciones adecuadas para garantizar la calidad y la rentabilidad del proceso. Una solución que ha cosechado grandes éxitos han sido los elevadores telescópicos, un vehículo agrícola multifuncional que se adapta a las diferentes fases del proceso de henificación.

¿Cuáles son las técnicas de henificación?

El proceso de henificación se realiza en cuatro fases: siega, secado, hilerado y prensado. Hay dos técnicas de henificación principales que se diferencian por la manera de secar el forraje:

  • en la henificación tradicional, todo el proceso tiene lugar en el campo;
  • en la henificación en dos etapas, después de un primer secado en el campo, el heno se lleva al interior de los heniles para completar el ciclo. Con esta técnica, el forraje se puede secar en el henil tanto suelto como ya enfardado.

La fase de secado es fundamental para garantizar la buena calidad del producto por lo que hay que tener en cuenta que:

  • En la henificación tradicional, el secado provoca pérdidas de materia seca del 10-13 %, mientras que en la henificación en dos etapas la pérdida se mantiene entre el 4 % y el 10 %.
  • En ambas técnicas también se producen pérdidas de nutrientes, que en la técnica tradicional pueden llegar a ser del 10-15 %, mientras que en la de dos etapas son del 3-10 %.

La gestión de grandes cantidades de forraje requiere mucha atención y, por ello, las empresas deben evaluar cuánto invertir en maquinaria y cuánto en recursos humanos. Cualquiera que sea la técnica elegida, el forraje se debe levantar, recoger y manipular en grandes cantidades. Precisamente, en esta última fase (la manipulación) los elevadores telescópicos han demostrado ser muy eficaces.

¿Cómo se realiza el corte y el acondicionamiento en la henificación?

En la fase de siega es importante mantener un corte homogéneo, que esté a 7 cm del suelo como mínimo.  Realizar un corte esmerado y preciso ayuda a mantener el forraje y el campo en buenas condiciones. Un buen corte se obtiene si:

  • el heno no queda contaminado por la tierra;
  • no se produce erosión del suelo y, por lo tanto, se evitan daños a largo plazo;
  • el corte obtenido es uniforme.

Al corte le sigue el acondicionamiento, que acelera el secado y hace que la humedad interna sea más homogénea. Hoy, en el mercado se comercializan segadoras de hasta 4 metros, que permiten optimizar los tiempos y asegurar la calidad del producto.

Hilerado y recolección de heno: del forraje a las pacas

El ciclo de henificación termina con el hilerado y la recolección, es decir, la compresión del forraje seco en pacas. Gracias al hilerado, el heno se coloca en filas longitudinales que simplifican la fase de recolección.

A continuación, el forraje se prensa en pacas, que pueden tener diferentes formas y densidades (kg/m³),​factores que influyen en su calidad, sobre todo en lo que se refiere a su capacidad para dispersar la humedad interna. Lo ideal es que la densidad se mantenga por debajo de 140 kg/m³ para favorecer la pérdida de agua.

Así termina el proceso de henificación. El producto recogido en pacas se puede trasladar al interior de los establos, destinarse a las explotaciones ganaderas o venderse.

Los elevadores telescópicos intervienen precisamente en la fase de manipulación de las pacas de heno (tanto cilíndricas como rectangulares) y se han ganado el favor de muchos empresarios agrícolas gracias a la flexibilidad y rapidez con las mueven las pacas y las almacenan. Un elevador telescópico optimiza esta fase del trabajo tanto en el campo como en la granja.

Las principales ventajas de utilizar un elevador telescópico son:

  • El brazo telescópico garantiza la extensión y la flexibilidad de movimiento. Un elevador telescópico llega más alto y más lejos que un tractor o que una carretilla elevadora: así, por ejemplo, es posible apilar hasta seis pacas cilíndricas en altura y también crear filas de pacas dispuestas en horizontal.
  • Los accesorios polivalentes permiten personalizar el vehículo y multiplican sus posibilidades de uso: en una empresa agrícola, el elevador telescópico se convierte en un auténtico todoterreno utilizado para llenar, transportar, levantar, colocar, enganchar, cargar, remolcar y mucho más.

Las ventajas de los elevadores telescópicos DIECI para la henificación

Si una empresa agrícola utiliza un vehículo para cada actividad, la rentabilidad y la gestión del proceso se ven fuertemente limitadas. Los elevadores telescópicos agrícolas se han consolidado en el mercado como la solución a este problema. Su punto fuerte es la versatilidad: se pueden utilizar en la granja para realizar numerosas actividades, incluida la henificación, lo que permite ahorrar tiempo y dinero.

Los vehículos DIECI destacan en el mercado por su fiabilidad, robustez y multifuncionalidad, siendo ideales para las necesidades de pequeñas y grandes empresas gracias a sus soluciones que se adaptan incluso a las condiciones de trabajo más duras.

Además, la oferta de DIECI se completa con accesorios y equipos específicos que multiplican las funciones de los elevadores telescópicos agrícolas. De hecho, el vehículo puede equiparse con pinzas para pacas, horquillas con púas, tomas de fuerza, horquillas, ganchos de elevación y mucho más.

La gama DIECI ofrece una solución a cualquier necesidad gracias a los diferentes modelos que se diferencian por alcance, capacidad de carga, dimensiones, potencia y velocidad. Cualquier empresa agrícola encontrará el vehículo ideal para sus necesidades específicas de manipulación, espacio y tipo de trabajo, siempre con sistemas de seguridad a la vanguardia y con un confort inigualable.

Una gama de elevadores telescópicos agrícolas para cualquier necesidad:

  • Mini Agri: versátil y manejable, es la solución ideal para los trabajos en pequeñas granjas.
  • Agri Farmer: cómodo y seguro, tiene una excelente capacidad de carga y responde a todas las necesidades de elevación.
  • Agri Plus: tope de gama por tecnología, innovación y confort.
  • Max: sólido y potente, destaca por su increíble capacidad de carga.
  • Agri Star: versátil y rápido, perfecto para manipular cargas en espacios reducidos, es ideal para remolcar en carretera y descargar/cargar productos;
  • Agri Pivot: la respuesta perfecta para trabajar en espacios reducidos.